Profesionales de la salud

¿Sabes qué material sanitario debe de haber a bordo de un helicóptero sanitario?

 

Cursos, Masters y Expertos Universitarios para Enfermería

El transporte sanitario aéreo ha mostrado tener un impacto muy positivo en los últimos años, ya que garantiza la rapidez del traslado de pacientes en estado de salud crítico al centro de salud. Así, junto con el transporte terrestre, forman un eslabón fundamental en la actuación médica prehospitalaria.

Como es lógico, en estos vehículos aéreos también se lleva material sanitario, aunque este varía teniendo en cuenta el reducido espacio de la aeronave y en función de la patología del paciente. Por ejemplo, en helicópteros de pequeño tamaño, se llevan mochilas con el material indispensable para la atención inmediata y el rescate.

Es necesario hacer un inventario de material y llevar un control, además de asegurarse de que todo funciona correctamente. Así, será ligero y portátil, fácil de limpiar y de mantener. El material eléctrico tendrá la opción de alimentarse por baterías con suficiente autonomía y estar protegido contra interferencias electromagnéticas.

De hecho, hay unidades que se apoyan en un check-list, donde aparece todo el material necesario y utilizan diferentes bolsos, cada uno de un área, diferenciados por colores.

Lo que se recomienda llevar es:

  • Sueros en envases de plástico, para evitar los efectos del cambio de presión.
  • Fármacos: conservados de las temperaturas extremas.
  • Material fungible: son útiles las agujas altitud (catéteres largos que se siguen de un tubo flexible).
  • Material de exploración: toma de tensión sistólica por pulso.
  • Equipo de intubación: control de la presión del aire.
  • Pulsioxímetro.
  • Monitor desfibrilador.
  • Equipo de intubación.
  • Oxigenoterapia: se debe usar oxígeno seco y balas homologadas.
  • Respiradores: los más utilizados son los que funcionan con presión de aire u oxígeno.
  • Bombas de infusión.
  • Aspiradores, eléctricos o mecánicos.
  • Colchón de vacío.
  • Férulas neumáticas, las de neopreno o con sistema de velcro.

Además, también se recomienda tener un Plan de transporte sanitario aéreo primero y secundario que englobe:

  • Confirmación del traslado (origen y destino).
  • Confirmación de vuelo y sus características.
  • Plan de contingencias médicas.
  • Listado de material necesario con checklist de cada aparato y dispositivo.
  • Listado de material eléctrico, baterías y conexiones eléctricas.
  • Listado de material de origenoterapia.
  • Revisión del protocolo del traslado aéreo sanitario por enfermedades.
  • Documentación necesaria para el traslado.
  • Manual de crisis en anestesia y reanimación.

Consideraciones del personal de salud

Para realizar un traslado aéreo, el personal de salud deber cumplir las siguientes condiciones:

  • Ser capaz de manejar el estrés.
  • Tener conocimientos para trabajar con pacientes críticos.
  • No estar cursando estado gripal, ya que la congestión de la vía aérea alta puede provocar obstrucción a la salida del aire de los senos paranasales y del oído medio cuando se comience el ascenso.
  • No ingerir alimentos que produzcan flatulencia.
  • No bucear horas antes del vuelo: Al sumergirse en la profundidad del mar, aumenta la masa de nitrógeno diluido en los tejidos por un aumento de presión.
Tu Formación certificada al mejor precio!!
Comentarios

Noticias Populares

Arriba