Conocimiento Científico

La Guía de actividad física norteamericana

 

Cursos, Masters y Expertos Universitarios para Enfermería

Aproximadamente, el 80% de los adultos y adolescentes estadounidenses no son lo suficientemente activos. La actividad física fomenta el crecimiento y desarrollo normales y puede hacer que las personas se sientan, funcionen y duerman mejor y reduzcan el riesgo de padecer muchas enfermedades crónicas.

El Comité Asesor de Pautas de Actividad Física de 2018 realizó una revisión sistemática de la ciencia que apoya la actividad física y la salud. El comité abordó 38 preguntas relevantes y otras 104 secundarias y calificó las pruebas según la consistencia y la calidad de la investigación.

Las pruebas calificadas como contundentes o moderadas fueron la base de las pautas clave. Esto fue recogido en el libro Physical Activity Guidelines for America. Este documento proporciona información y orientación sobre los tipos y la cantidad de actividad física a realizar para mejorar gran variedad de resultados médicos para múltiples grupos de población. Los niños en edad preescolar (de 3 a 5 años) deben ser físicamente activos durante todo el día para mejorar su crecimiento y desarrollo.

Los niños y adolescentes de 6 a 17 años deben realizar 60 minutos o más de actividad física entre moderada y enérgica diariamente. Los adultos deben realizar actividad física aeróbica, dedicándole al menos entre 150 y 300 minutos a la semana a una intensidad moderada, o bien entre 75 y 150 minutos a la semana a una intensidad enérgica, o bien en una combinación equivalente de entre ambas intensidades. También deben realizar actividades de fortalecimiento muscular 2 días o más a la semana. Los adultos mayores deben hacer actividad física de componentes múltiples que incluya entrenamiento de equilibrio, así como actividades aeróbicas y de fortalecimiento muscular. Las mujeres embarazadas y puérperas deben realizar, al menos, 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada a la semana.

Los adultos con enfermedades crónicas o discapacidades, si están capacitados, deben seguir las pautas clave para adultos y realizar actividades aeróbicas y de fortalecimiento muscular, puesto que la actividad física aeróbica como la de fortalecimiento muscular son beneficiosas. Las recomendaciones enfatizan que moverse más y sentarse menos beneficiará a casi todo el mundo.

Las personas que realizan la menor actividad física se benefician más mediante ligeros incrementos en actividad física entre moderada y enérgica.

La Physical Activity Guidelines for Americans (2ª edición) ofrece información y orientación sobre los tipos y la cantidad de actividad física a realizar que proporcionaría importantes beneficios para la salud. Los profesionales de la salud y los formuladores de las políticas deben facilitar el conocimiento de las pautas, promover los beneficios de la actividad física para la salud y apoyar las iniciativas para implementar programas, prácticas y políticas para facilitar el incremento de la actividad física y mejorar la salud de la población estadounidense.

Dispone de la guía aquí.

Tu Formación certificada al mejor precio!!
Comentarios

Noticias Populares

Arriba