Oncología

¿Existe un vínculo entre las infecciones de la sangre y el cáncer colorrectal?

 

Cursos, Masters y Expertos Universitarios para Enfermería

El cáncer colorrectal ocurre en el colon o en el recto. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) es el tercer tipo de cáncer más común y alrededor del 90% de los casos ocurren en personas de más de 50 años.

Además de la edad, los factores de riesgo incluyen antecedentes familiares de cáncer colorrectal, algunos síndromes genéticos, obesidad, falta de ejercicio, una dieta baja en frutas y verduras y enfermedad inflamatoria intestinal.

Las bacterias anaerobias, a diferencia de las bacterias aeróbicas, no requieren de oxígeno para funcionar. Además, son una parte normal del cuerpo humano, ya que se encuentran en muchos lugares, incluido en el intestino.

Por lo general, no causan infecciones, pero cuando lo hacen, el área donde ocurre con mayor frecuencia es donde se encuentran las bacterias.

Ahora, un estudio reciente ha concluido que las infecciones sanguíneas bacterianas anaeróbicas están asociadas con un mayor riesgo de desarrollar cáncer colorrectal. El estudio se presentará en el Congreso Europeo 2020 de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas.

En investigaciones anteriores ya habían vinculado tipos específicos de bacterias anaeróbicas con cáncer colorrectal. Por eso, los investigadores quisieron explorar más este vínculo a través de un estudio a gran escala.

El estudio se realizó en dos regiones de Dinamarca, entre 2007 y 2016 e involucró a más de dos millones de participantes. Para el análisis, el equipo reunió datos sobre 45.760 infecciones de la sangre, incluida información sobre el tipo de patógenos presentes en el torrente sanguíneo de los participantes.

Luego, los autores compararon esta información con los datos de la base de datos del Grupo danés de cáncer colorrectal. En concreto, buscaron nuevos casos de este tipo de cáncer, especialmente aquellos que se desarrollaron después de una infección sanguínea de cualquiera de las bacterias ya asociadas con este cáncer.

De las 45.760 personas que tenían una infección bacteriana en la sangre, 492 (1,1%) desarrollaron más tarde el cáncer colorrectal. De estos, 241 (0,5%) se encontraban dentro del primer año de la infección bacteriana de la sangre.

Los investigadores compararon cada una de estas personas por edad y sexo con un grupo de control de cinco personas, que no habían tenido una infección de la sangre.

Así, los autores del estudio encontraron que las infecciones sanguíneas bacterianas anaeróbicas se asociaron con un aumento significativo en el riesgo de cáncer colorrectal. Por ejemplo, aquellos que tenían una infección por Clostridium septicum tenían 42 veces más probabilidades de desarrollar cáncer colorrectal en el próximo año.

Solo el 0,5% del grupo control, que no había tenido una infección bacteriana, desarrolló cáncer colorrectal, en comparación con el 20,8% de los que tenían una infección por C. septicum.

En este sentido, el doctor Ulrik Justesen sostiene que, en esta etapa, todavía no están seguros de si la bacteria está causando directamente casos de cáncer colorrectal, o si la infección de la sangre con estas bacterias es causada por el cáncer.

Aunque los resultados son interesantes, lo cierto es que esta investigación está pendiente de presentación en una conferencia científica, por lo que los detalles sobre la metodología completa y los resultados todavía no están disponibles.

Tu Formación certificada al mejor precio!!
Comentarios

Noticias Populares

Arriba