Oncología

SEOM alerta del limbo diagnóstico de los futuros pacientes con enfermedades graves no Covid

 

Cursos, Masters y Expertos Universitarios para Enfermería

“Es fundamental garantizar la continuidad de la asistencia, diagnóstico, y tratamiento de las enfermedades graves no-COVID, como es el cáncer, para evitar un exceso de mortalidad por estas enfermedades”, ha afirmado el presidente de SEOM, Dr. Álvaro Rodríguez-Lescure en la presentación del informe “Las cifras del cáncer en España 2021”, editado por la Sociedad Española de Oncología Médica.

El presidente de SEOM ha manifestado que debido a la pandemia del COVID-19 “los pacientes que están dentro del circuito asistencial han vivido una readaptación a una situación excepcional, y desde los Servicios de Oncología hemos priorizado la atención telefónica y hemos ajustado tratamientos para minimizar riesgos. El problema radica en aquellos futuros pacientes que están fuera del sistema y que se encuentran en un limbo porque los retrasos en diagnósticos de cáncer suponen un impacto muy negativo en los resultados y en las opciones y oportunidades que tenemos para que los tratamientos repercutan sobre la supervivencia y la paliación.”

“Con una tasa de diagnóstico menor, nos preocupa si los tumores van a llegar en estadios más avanzados, o si van a llegar”, se ha lamentado el Dr. Rodríguez-Lescure. Por todo ello, desde la Sociedad Española de Oncología Médica se ha puesto de manifiesto la necesidad de destinar los recursos necesarios, tanto humanos como técnicos, tecnológicos y diagnósticos, para evitar retrasos de nuevos casos de cáncer y pérdidas de oportunidad de curación en los pacientes con cáncer.

“La actividad diagnóstica se ha reducido porque la emergencia del COVID se comporta como un agujero negro que absorbe recursos humanos, terapéuticos, tecnológicos y técnicos y esta situación deben revertirse”, ha matizado el Dr. Rodríguez-Lescure.

Las estimaciones realizadas por REDECAN y SEOM están basadas en datos previos a la pandemia del COVID-19. “Partiendo de esta premisa, sabemos que el número de nuevos casos de cáncer se incrementará en los próximos años. Al continuo aumento de nuevos casos que hemos constatado, habrá que sumar el retraso del 21% de nuevos casos no diagnosticados durante la 1ª ola de la pandemia”, han coincido en señalar el presidente de SEOM, Dr. Álvaro Rodríguez-Lescure, y el presidente de REDECAN, Dr. Jaume Galcerán

En 2021 habrá 276.239 nuevos casos (158.867 nuevos en hombres y 117.372 en mujeres). Una de las principales razones de este continuo aumento de la incidencia en mujeres, como ya se vio reflejado en el informe de 2019, es el incremento del número de casos de cáncer de pulmón, que ha pasado a ser el tercer tumor con mayor incidencia en mujeres, después del de mama y el colorrectal, debido al consumo de tabaco. Además, se espera un aumento de la incidencia de los otros tumores relacionados con el tabaco, como los de la cavidad oral y faringe o la vejiga urinaria.

Los datos de España son similares a los de países de nuestro entorno. Si bien hay que remarcar que en Europa las estimaciones indican que la mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres es superior a la mortalidad por cáncer de mama desde 2016. Aunque estos datos no se han observado en España, el presidente de SEOM, Dr. Álvaro Rodríguez-Lescure, destaca que “la mortalidad por cáncer de pulmón en las mujeres sigue con tendencia al alza, debido a la incorporación de la mujer al hábito tabáquico a partir de los años 70-80”.

El número absoluto de cánceres diagnosticados en España ha continuado en aumento desde hace décadas. Este incremento responde a factores como el aumento poblacional, el envejecimiento de la población (la edad es un factor de riesgo fundamental en el desarrollo del cáncer), la exposición a factores de riesgo como el tabaco, el alcohol, la obesidad y el sedentarismo, o la implantación de programas de detección precoz que, si son adecuados, condicionan un aumento del número de casos pero una reducción de la mortalidad. 

El Dr. Rodríguez-Lescure ha anunciado que “hoy ya disponemos de evidencia suficiente para asociar de manera causal la obesidad con al menos nueve tipos de cáncer -mama, útero, colon, riñón, vesícula biliar, páncreas, recto, esófago y ovario- y saber que su impacto en la incidencia es de unos 450.000 casos de cáncer anuales en el mundo. Por ello, es importante tomar medidas para evitar la obesidad”.

Principales cifras del cáncer

Los cánceres más frecuentes diagnosticados en España en 2021 en hombres serán los de próstata (35.764 nuevos casos),  colorrectal (25.678), pulmón (21.578) y vejiga (16.578). A mucha distancia, les siguen los cánceres de cavidad oral y faringe (5.725), hígado (5.039), riñón (5.003), los linfomas no Hodgkin (4,897) y los cánceres de páncreas (4.571) y estómago (4.506).

En mujeres, los más diagnosticados serán los de mama (33.375) y colorrectal (17.903) y en tercer lugar se sitúa ya el de pulmón (7.971), seguido del cáncer de cuello uterino (6.923). Cabe destacar que se espera un aumento de la incidencia de otros tumores relacionados con el tabaco, como son los de cavidad oral y faringe o vejiga urinaria, en las mujeres.

Factores de riesgo

Según la OMS, un tercio de las muertes por cáncer son debidas a los cinco factores de riesgo evitables, incluyendo el tabaco (responsable de hasta un 33% de los tumores a nivel global, y de hasta un 22% de las muertes por cáncer), las infecciones, el alcohol, el sedentarismo y las dietas inadecuadas (insuficiente cantidad de fruta y verdura).

Cabe destacar que según el informe de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) publicado en 2020, el alcohol es el responsable de más de 3 millones de muertes anuales en Europa y se calcula que unos 180.0000 casos de cáncer y unas 92.000 muertes por cáncer se debieron al alcohol en 2018 (4,3% de las muertes por cáncer).

Según la OMS, el alcohol es la causa de 180.000 casos de cáncer y 92.000 muertes por cáncer en 2018

El alcohol está relacionado con el desarrollo de carcinomas orales, de orofaringe, esófago, hígado, laringe y colorrecto en ambos sexos y de mama en la mujer, aunque la magnitud de su efecto sobre la mortalidad varía según los subtipos tumorales, siendo mayor en los carcinomas orales y de orofaringe y esófago. Al contrario, la mortalidad atribuible al alcohol en los carcinomas colorrectales y de mama es menor, aunque se trata de tumores muy frecuentes, con más de 45.000 diagnósticos y más de 12.000 muertes por cáncer de mama en 2018, y más de 59.000 diagnósticos y 28.000 muertes por carcinoma colorrectal.

No existe un nivel seguro de consumo de alcohol, ya que incrementa el riesgo de cáncer incluso con consumos bajos de alcohol. Se estima que hasta 4.600 de casos de cáncer de mama anuales en Europa se deben a consumos de alcohol de 1 copa de vino al día, y estas cifras aumentan de manera significativa a mayor consumo de alcohol.

Se produce un efecto sinérgico con el hábito tabáquico, y es que al combinarse el consumo de alcohol con el tabaco, el riesgo de desarrollar carcinomas orales, de orofaringe o de esófago se multiplica por 30.

Tu Formación certificada al mejor precio!!
Comentarios

Noticias Populares

Arriba