Psicología

Psicooncología: La necesidad de la atención psicológica

 

Cursos, Masters y Expertos Universitarios para Enfermería

La llegada de un diagnóstico de cáncer, es algo que te cambia la vida, en ocasiones te ayuda y en otras te hunde… Todo depende de tu momento vital y de los esfuerzos que tengas que hacer para adaptarte a la nueva vida que ha llegado hasta ti.

Hay personas resilientes que son capaces de afrontar por sí solas los retos de la vida, bien porque han visto la enfermedad de cerca en su vida o porque tienen una manera de vivir que les permite adaptarse a lo que venga hasta ellos. La enfermedad también te ayuda a desarrollar tu fortaleza interna… es una oportunidad.

Por todas estas razones, creo que la atención psicológica es una necesidad en oncología y no una opción.

La enfermedad da un vuelco a tus planes y cambia toda tu vida… algunas de las cosas que trae consigo, son:

  • Modifica tu rutina, no puedes trabajar ni cumplir tus responsabilidades habituales. Todo parece pararse.
  • Te llena de preocupaciones sobre tu propio cuerpo, sobre si está respondiendo bien al tratamiento, sobre si ese nuevo síntoma se debe a tu tristeza y ansiedad o es indicio de un empeoramiento.
  • Sientes que has perdido el control sobre tu vida y tus planes han de ser abandonados.
  • Modifica también tus relaciones personales… hay personas a quienes les ocultas el diagnóstico para no preocuparlas, a otras personas se lo ocultas por temor a la incomprensión.
  • Tus relaciones familiares cambian, especialmente cuando algún miembro de la familia debe hacerse cargo de acompañarte y sustituirte en las tareas que antes realizabas.
  • Debes afrontar el miedo a la quimioterapia y sus efectos secundarios, debes afrontar las náuseas y el dolor y también debes afrontar los pensamientos que te dicen si lo estás haciendo bien.
  • Tal vez debes abandonar el sueño de ser padre o madre o tendrás que aplazarlo temporalmente.
  • Tienes que aprender a vivir sin una pierna, sin un pecho, con la caída de cabello, signos que le gritan al mundo tu enfermedad, que te impide esconderte como quisieras.
  • El miedo es un compañero más de vida… te acompaña cuando vas a las revisiones aunque te sientas bien, te acompaña cuando tienes un mal día y empiezas a pensar que la enfermedad ha vuelto, está junto a ti cuando llega el pensamiento de la muerte… tan habitual… tan aterrador.
  • Tu relación de pareja se resiente porque no te encuentras bien y porque a veces no sabes cómo comunicar lo que sientes en tu interior, lo que te aleja de los demás, de las personas que te quieren.

Esto es solo un breve resumen de las muchas cosas que trae consigo la enfermedad oncológica y como puedes comprobar, pone patas arriba toda tu vida y te convierte en una persona diferente, por lo que también debes adaptarte a este nuevo yo.

En ocasiones los médicos no derivan al psicólogo al paciente oncológico porque consideran que lo que les ocurre es normal dado lo que están viviendo… y en parte tienen razón, pero en ocasiones ese es el momento ideal para prevenir problemas futuros, para acudir a un profesional de las emociones que le guiará por este nuevo camino que está recorriendo.

Algunos signos que indican al médico que un paciente oncológico necesita ayuda psicológica, son:

  • Pacientes con problemas psicológicos y/o psiquiátricos previos al diagnóstico de cáncer.
  • Pacientes con poco apoyo social o nulo.
  • Problemas para adaptarse al diagnóstico, mostrando una negación que obstaculiza el tratamiento.
  • Pacientes con un estado anímico depresivo (anestesia emocional, pensamientos negativos o rumiaciones, insomnio, aumento o reducción del apetito…) por un período prolongado.
  • Presencia de ideación suicida o intento autolítico.
  • Dificultades en la adaptación al tratamiento que produce baja adherencia terapéutica.
  • Ante las náuseas y vómitos anticipatorios y condicionados durante la quimioterapia.
  • Problemas familiares de adaptación al diagnóstico y tratamiento.
  • Problemas de pareja derivados del diagnóstico y tratamiento (discusiones, sexualidad, comunicación…).
  • Asesoramiento para dar explicaciones a los hijos acerca de la enfermedad.
  • Sobrecarga del cuidador, con problemas para manejar la situación de su ser querido.

Debemos normalizar el hecho de acudir al psicólogo. Cuando nos duele el cuerpo acudimos al médico… Los psicólogos somos expertos en la mente, las emociones, los pensamientos y en ocasiones también en el alma.

Acudir a un profesional de la psicología puede hacer que el paciente oncológico se haga más fuerte, que afronte la enfermedad y tratamiento con más serenidad, puede ayudarle a vivir de otra manera, una mucho más libre. De modo que si alguno de tus pacientes lo está pasando mal, deriva al psicooncólogo o al psicólogo.

Si eres paciente y estás leyendo mis palabras… Busca ayuda psicológica, es señal de madurez y de que quieres sentirte mejor. Estoy a tu disposición en mi web… Accede a ella y contacta conmigo. Sé que puedo ayudarte.

Tu Formación certificada al mejor precio!!
Comentarios

Noticias Populares

Arriba