Veterinaria

La mayoría de los perros, propensos a sufrir ansiedad

 

Cursos, Masters y Expertos Universitarios para Enfermería

Una investigación, que evaluó el comportamiento de las razas de perros comunes en Finlandia, encontró que una proporción significativa de estas mascotas viven con algún tipo de ansiedad.

Según los datos, hasta 89,7 millones de perros fueron fieles compañeros de personas en Estados Unidos en 2017, el último año del que hay datos disponibles. En España, la soledad en las ciudades es una de las causas del aumento, casi de un 40%, del número de animales de compañía y los perros son las mascotas predilectas para los españoles, con 5.147.980 ejemplares.

Los perros son unas de las mascotas más populares en todo el mundo, y no es de extrañar: son amigos leales, cariñosos y una fuente constante de afecto ilimitado y, sobre todo, buena diversión. Sin embargo, al igual que los humanos, también pueden enfrentar problemas como el estrés y la ansiedad.

Según un nuevo estudio de la Universidad de Helsinki, en Finlandia, los perros son particularmente propensos a una amplia gama de rasgos similares a la ansiedad.

Más del 70% de los perros tienen ansiedad

En el estudio, Milla Salonen, la primera autora, y sus compañeros analizaron los comportamientos de 13.715 perros domésticos de Finlandia, pertenecientes a 264 razas diferentes.

Los investigadores pidieron a los dueños de los perros que rellenasen cuestionarios que examinaban los comportamientos relacionados con siete rasgos de la ansiedad: sensibilidad al ruido, miedo general, miedo a las superficies, impulsividad o falta de atención, comportamientos compulsivos, agresión y comportamientos relacionados con la separación.

Al observar los datos de la encuesta, los investigadores encontraron que el 72,5% de los perros expresaron comportamientos similares a los de la ansiedad, según las informaciones que dieron sus dueños. Del número total, el 32% tenían sensibilidad al ruido, lo que significaba que tenían miedo y, de entre los perros sensibles al ruido, el más común era al de los sonidos asociados con los fuegos artificiales, del cual tenía una prevalencia del 26%.

El miedo general afectó al 29% de los perros en el estudio. “Específicamente, el 17% de los perros mostraron miedo a otros perros; el 15% a los extraños y el 11% a las situaciones nuevas”, explicaron los autores.

Los comportamientos ansiosos menos comunes, según las encuestas, fueron los comportamientos relacionados con la separación, que afectaron al 5% de los perros, y a la agresión, el 14%.

Además, también encontraron que algunos comportamientos, similares a la ansiedad, parecen volverse más pronunciados a medida que los perros envejecen. Estos últimos incluyen, por ejemplo, la sensibilidad al ruido, especialmente a los truenos, así como el miedo a las alturas y la ansiedad al caminar sobre ciertos tipos de superficies, como las rejillas metálicas.

No obstante, según los informes, los perros más jóvenes tenían más probabilidades de tener comportamientos problemáticos relacionados con la ansiedad por separación, como puede ser originar en el piso o romper los muebles. Además, también eran más propensos a ser impulsivos.

Diferencias específicas de razas

Otra de las cosas que mostró el estudio es que diferentes razas de perros muestren diferentes tipos de comportamientos relacionados con la ansiedad.

Los investigadores declararon que, de acuerdo con lo que sugerían los estudios anteriores, los west terriers y los perros de raza mixta tenían una mayor prevalencia de sensibilidad al ruido, mientras que los schnauzers en miniatura y los Staffordshire bull terrier eran menos sensibles a los ruidos.

Por su parte, los perros de agua españoles, los pastores de Shetland y los perros de raza mista fueron los caninos en los que el miedo era más común. Concretamente, el miedo a las superficies y a las alturas.

¿Por qué son tan comunes los comportamientos ansiosos en los perros?

Los investigadores todavía no pueden responder a esa pregunta con certeza, pero tienen la hipótesis de que la composición genética de los perros puede tener algo que ver con su predisposición a diferentes tipos de ansiedad.

El comportamiento tiene un componente genético importante”, indican, y añaden: “Algunas áreas genómicas están asociadas con comportamientos problemáticos, incluyendo compulsión, miedo y sensibilidad al ruido”.

Sin embargo, señalan que los factores ambientales, como el entrenamiento que reciben, muy probablemente hace que supriman ciertos comportamientos. “Dado que la ansiedad puede afectar el bienestar y el comportamiento problemático puede ser un indicio de un bienestar deficiente, se deben hacer esfuerzos para disminuir la prevalencia de estas ansiedades caninas”.

Tu Formación certificada al mejor precio!!
Comentarios

Noticias Populares

Arriba