Entrevistas

«Las personas mayores son un reto, no un problema»

 

Cursos, Masters y Expertos Universitarios para Enfermería
José Augusto García Navarro es Médico especialista en geriatría, diplomado en gestión clínica por EADA, en gestión de servicios sanitarios por ESADE, en liderazgo y gestión de equipos por la Universidad de Barcelona y PADE del IESE. Ha sido director del Hospital de la Santa Creu de Tortosa, director de Atención Sociosanitaria y Social del Grupo Sagessa, gerente del Área Operativa del Grupo Sagessa, director gerente del Hospital Universitario San Joan de Reus y, finalmente, fue director general del Grupo Sagessa (grupo hospitalario público con 3.400 profesionales, 6 hospitales, 5 áreas de atención primaria y 11 residencias de ancianos). Actualmente es el presidente de la Sociedad Española de Gerontología y Geriatría.

En España, muchas veces el envejecimiento se ve como algo negativo, ¿a qué cree que se debe?

A pesar de que España es uno de los países más envejecidos del mundo, existe en nuestra sociedad una visión negativa del envejecimiento porque se asocia a la idea de enfermedad y dependencia.

A esta idea contribuyen los medios de comunicación y la imagen que se transmite de la vejez en series de televisión o películas, donde las personas mayores suelen aparecer en el papel de personas con enfermedad, necesidad de cuidados o con un papel pasivo en la sociedad.

Cuando se habla de las pensiones o de la asistencia sanitaria a los mayores, solemos decir de ellos que son un problema, cuando en realidad deberíamos decir retos.

Entre todos tendremos que ir cambiando es imagen de la vejez por una imagen positiva más acorde con nuestra sociedad.

¿Podría destacar algunos aspectos positivos que pueden aportar las personas mayores?

Las personas mayores en nuestra sociedad pueden aportar su experiencia laboral y vital a las generaciones más jóvenes. Tendremos que ir cambiando la situación en la que las personas mayores, una vez alcanzan la edad de jubilación, deben dejar de golpe de hacer sus actividades porque perdemos la oportunidad de que transfieran conocimiento a generaciones más jóvenes.

De igual manera, las personas mayores pueden aportar valores a las generaciones más jóvenes como la solidaridad o la resiliencia, que son muy necesarias en la sociedad actual.

Envejecimiento y salud son dos palabras que podrían ir de la mano. ¿Cuál es la situación de la geriatría y la gerontología en España?

La geriatría está cada vez más desarrollada, pero es necesaria implantarla en la cartera de servicios pública de las dos comunidades autónomas que aún no la tienen: Andalucía y el País Vasco.

Asimismo es necesario que durante el grado de medicina la enseñanza de geriatría la impartan especialistas en geriatría en todas las facultades de medicina.

La gerontología también necesita más presencia en la sociedad española y en los diferentes grados y postgrados universitarios.

¿Cree que se debería reforzar la colaboración de la geriatría con otros ámbitos, como, por ejemplo, el de la Atención Primaria?

Sin ninguna duda. La atención primaria ha de seguir siendo el centro de la atención médica de todos los ciudadanos, pero los especialistas debemos mantener una estrecha colaboración con los profesionales. Los servicios de geriatría, de base hospitalaria, deben ser los referentes de los equipos de atención primaria para las personas mayores más complejas que desborden las posibilidades de actuación de la atención primaria.

¿Se le debería de dar un impulso a la Geriatría en España? 

Se deben seguir potenciando los servicios de geriatría en todos los hospitales de agudos del sistema público y privado de salud. También tenemos que hacer un enorme esfuerzo por incrementar las camas de recuperación funcional en casi todo el territorio. Estas camas están dedicadas a la recuperación de las personas mayores que han perdido capacidad funcional por un cuadro de inmovilidad, por una fractura de fémur o por un ictus. El único territorio con una dotación adecuada de estos recursos es Cataluña y deberían incrementarse en todos.

¿Cree que la gente joven está interesada en este sector? ¿Por qué?

Existe poco interés porque la geriatría es una especialidad generalista y la mayoría de los médicos y enfermeras optan por especialidades más focalizadas. Esto es así en España y en el resto del mundo occidental.

Hay que ir introduciendo el concepto del manejo de la complejidad de los especialistas en geriatría. De hecho, la geriatría es la medicina de la complejidad porque tiene que manejar a personas con múltiples enfermedades crónicas, con difícil pronóstico rehabilitador y con múltiples posibilidades de ubicación para el tratamiento y seguimiento. Se necesita un amplio conocimiento médico y una gran experiencia clínica para poder manejar a estas personas.

En el campo de las residencias de mayores, además, la diferencia salarial con respecto a los hospitales dificulta la captación de especialistas.

Las personas mayores son las que más están sufriendo la pandemia provocada por la Covid-19, sobre todo aquellos que se encuentran en las residencias. En este sentido, ¿cree que es necesario incrementar la atención sanitaria en las residencias?

Es necesario incrementar los ratios de personal de todas las categorías, porque en los últimos años se ha observado un incremento importante de la comorbilidad y de pendencia de las personas que ingresan en las residencias de mayores. Esto incluye incrementar el ratio de médicos, enfermeras, fisioterapeutas, trabajadores sociales, terapeutas ocupaciones, etc.

Se debe marcar los mecanismos de colaboración y coordinación con los equipos de atención primaria y son los servicios de geriatría de los hospitales de referencia.

En las residencias de mayor tamaño hay que plantearse la necesidad de equipos médicos y de enfermería de forma permanente, pero siempre mirando la planificación desde una óptica territorial.

¿Cuál considera que debería de ser el ratio de personal sanitario por usuario en una residencia de mayores?

Los únicos estudios cuantitativos que se han realizado para encontrar el ratio de personal óptimo para maximizar los criterios de calidad y minimizar los efectos secundarios marcan un ratio del doble en gerocultores y enfermeros. No se han realizado estudios para las otras categorías profesionales. Hay que tener en cuenta, además, que estos estudios son antiguos y realizados fuera de España.

Tendríamos que actualizar los estudios para adecuarlos a las condiciones actuales de los profesionales y de las personas mayores ingresadas. Pero me atrevería a decir que, como mínimo, será doblar los ratios actuales.

Desde la Sociedad Española de Gerontología y Geriatría se fomenta mucho la investigación, ¿en qué proyectos se encuentran trabajando actualmente?

Nos preocupa en efecto del ejercicio físico en el tratamiento de la fragilidad, la nutrición adecuada en personas mayores en general y en las personas institucionalizadas, los efectos psicológicos del envejecimiento y la lucha contra la soledad no deseada.

A nivel europeo estamos, con otras sociedades de geriatría, estudiando el impacto de la epidemia de COVID-19 en las personas mayores y su tratamiento en residencias de mayores y en hospitales

También estamos actualizando la batería de vacunas de indicación en las personas mayores y haciendo un especial seguimiento de las vacunas para el coronavirus.

Tu Formación certificada al mejor precio!!
Comentarios

Noticias Populares

Arriba