Salud Pública

¿Se podría reducir un 30 % el daño tisular causado por un ataque al corazón?

 

Cada año los ataques al corazón matan alrededor de 10 millones de personas en el mundo y más de 6 millones mueren por un accidente cerebrovascular.

Un ataque al corazón es causado por un bloqueo del flujo sanguíneo arterial. El tejido queda sin riego, sin oxígeno. Ante estas condiciones el tejido se afecta y sufre una rápida necrosis.

¿Pero, por qué? Científicos de la Universidad de Géneva (UNIGE) Suiza, la universidad de Lyon y el Instituto Nacional de la Santé t de la Recherche Mëdicate (Inserm), Francia, descubrieron que la síntesis de un lípido llamado deoxydihydroceramide, provoca la necrosis.

Este lípido acumulado en la ausencia de oxígeno y bloquea las funciones celulares. Por inhibición esta síntesis en un ratón que ha sufrido un ataque al corazón, los biólogos podrían reducir un 30% el daño tisular. Estos resultados publicados en Nature Metabolism, sugieren un nuevo modelo de tratamiento para víctimas de infartos o de derrames cerebrales.

Los ataques al corazón –infartos y derrames cerebrales /accidentes cerebrovasculares, son la primera causa de muerte en el mundo. Cuando se forma un coágulo de sangre, se bloquean los vasos sanguíneos y la circulación sanguínea. La falta de riego y oxígeno al tejido y sufre rápidamente necrosis de la cual ya no se recupera.

¿Pero qué condiciones causan la necrosis? Pregunta H. Riezman, profesor del departamento de Bioquímica de la Facultad de Ciencias de UNIGE y director de NCCR Biologoquímico (Bioquímico).

No todos los animales son tan sensibles a la falta de oxígeno, los gusanos pueden vivir 3 días sin oxígeno, algunas tortugas varios meses y ciertas bacterias indefinidamente. Esto es porque nosotros hemos buscado para encontrar el enlace entre la insuficiencia de oxígeno y la necrosis en mamíferos.

Los investigadores han visto que en gusanos algunas especies en particular de ceramide, deoxyhydroceramide, acumula niveles peligrosos, bajo anoxia (ausencia prácticamente total de oxígeno) “ceramidas son lípidos absolutamente esenciales para el cuerpo”.

Sin ceramidas, varias funciones esenciales serían defectuosas, por ejemplo, la piel podría secarse por completo.

No obstante, en un infarto, la síntesis de deoxyhydroceramide incrementado, puede llegar a toxicar las células .Usando masas espectometria, nosotros observamos que su ceramida bloquea ciertas proteínas complejas y provoca defectos en el citoesqueleto de células y la propia función de la mitocondrias, causando necrosis tisular.

Para confirmar que deoxyhydroceramide era en realidad responsable de necrosis tisular, el equipo UNIGE, introdujo una mutación humana causando una enfermedad rara, HSAN tipo I, dentro de los gusanos recaudando la mayoría de deoxyhydroceramide. Su descubrimiento confirma que los gusanos podrían llegar a ser hipersensibles a una falta de oxígeno.

¿Podemos reducir el impacto de un infarto en los tejidos afectados?

Basándonos en estos resultados obtenidos por el bioquímico de UNIGE, Michel Ovive y su equipo de la Universidad de Lylon inyectó  un inhibidor de síntesis de ceramide en ratones justo antes de un infarto.

Ellos han descubierto que el ratón que recibe la inyección tiene un 30% menos de necrosis tisular, cuando comparamos el control del ratón que recibe la inyección con el inhibidor. Esta reducción es bastante impresionante. Su trabajo abre una nueva perspectiva de terapias para tratar a pacientes con daño vascular.

Su descubrimiento puede suponer, la manera para un gran avance en el desarrollo de tratamientos para infartos y accidentes cerebrovasculares. Los resultados obtenidos en ratones son extremadamente prometedores y se conoce bien la sustancia inhibidora de la síntesis de ceramida.

No obstante, su molécula inhibe la síntesis de todas las ceramidas. Este es el porqué, los investigadores están ahora trabajando en un inhibidor con el objetivo de una deoxydihydroceramida más específica, la cual probablemente tenga menos efectos y mantener las funciones normales de las ceramidas en el cuerpo.

Comentarios

Noticias Populares

Arriba