Salud sexual

Cómo es el tratamiento FIV paso a paso

 

Fecundación in Vitro
Cursos, Masters y Expertos Universitarios para Enfermería

El tratamiento FIV (acrónimo de Fecundación in Vitro) es un proceso en el que se produce la fecundación del óvulo por parte del espermatozoide fuera del cuerpo de la mujer (es decir, en un laboratorio).

El primer tratamiento con éxito de esta técnica se produjo en el año 1978 y a partir de ese momento ha ayudado a muchas personas que padecen de infertilidad.

Antes de analizar el tratamiento de fecundación in vitro, vamos a resumir brevemente las ventajas de este proceso:

·Posibilidad de tener hijos biológicos: a diferencia de otros métodos, en la FIV no habrá que contar con óvulos o esperma de donante.

·Larga trayectoria: esta técnica ha tenido mucho tiempo para perfeccionarse por parte de profesionales médicos de diferentes partes del mundo.

·Adaptación: además de ser útil en casos de infertilidad asociados a las Trompas de Falopio, también funciona con problemas de calidad del esperma o en aquellos que no tienen una explicación aparente.

·Examinación de los embriones: esta técnica también ayuda a que las parejas puedan explorar a los embriones para detectar patologías hereditarias o problemas cromosómicos (sólo si así se desean).

·Además, la FIV también es una buena alternativa para mujeres que no tienen pareja, o para mujeres del mismo sexo.

¿Qué fases comprende el tratamiento FIV?

Si estás interesada en someterte a un tratamiento FIV, es importante que conozcas el objetivo de cada fase. En este apartado lo podrás saber todo al respecto:

1)      Estimulación ovárica

Este primer paso consiste en la administración de una medicación (gonadotrofinas y agonistas o antagonistas de los gnRH)con el objetivo de que los ovarios tengan capacidad para desarrollar varios folículos.

Dependiendo del proceso, se pueden usar diferentes protocolos (corto, ultra corto, largo, con agonista o corto con antagonistas). Se estudiará cada caso en particular para poder utilizar la solución más adecuada.

La duración de este tratamiento es variable dependiendo de la respuesta de la paciente, aunque lo habitual es que sea de entre 10-13 días.

2)      Captación de ovocitos

Cuando ha terminado la fase anterior, se lleva a cabo la obtención de los ovocitos usando la punción ovárica.

Se lleva a cabo una ecografía con el objetivo de comprobar que los folículos han conseguido el número y el tamaño adecuados.

Este proceso se lleva a cabo bajo sedación y requiere de unos 10 minutos. Debido a la sedación, la paciente no sufrirá molestias.

3)      Fecundación de ovocitos

En esta fase podemos encontrar 2 técnicas: FIV Convencional o FIV ICSI.

·FIV Convencional: este proceso consiste en poner en contacto la muestra de los espermatozoides para que estos se encarguen de fecundar por su cuenta a los óvulos. Habrá un cierre si el espermatozoide es capaz de penetrar en un óvulo.

·Técnica ICSI: se emplea esta técnica en el caso de que se produzca algún error en el método anterior. Esta técnica consigue transportar al espermatozoide al interior del óvulo.

Se elegirá una técnica u otra dependiendo de los resultados del seminograma y otras pruebas.

4)      Transferencia embrionaria

Cuando se han obtenido los óvulos fecundados, estos permanecerán en el laboratorio para comprobar su evolución. Dependiendo de la calidad y cantidad de embriones, la transferencia se podría dar en 2 días, en 3 días o en 5 días.

Si estamos hablando de un paciente que ha tenido problemas en el pasado, o parejas que ya tienen un hijo y tan solo buscan la transferencia de un único embrión, se suele llevar a cabo la transferencia en cinco días (en el día D5).

5)      Vitrificación de embriones

Cuando se haya llevado a cabo la transferencia embrionaria sobrarán una serie de embriones. Estos no son desechados por si se pueden necesitar, sino que serán congelados a una temperatura de -196ºC. Debido a lo baja que es la temperatura, la calidad de los embriones quedará intacta.

En el caso de que los pacientes no hayan tenido éxito con el primer ciclo de la FIV, podrán recurrir a estos embriones para nuevos intentos.

Según la ley, estos embriones los podrá usar la propia pareja si no han quedado embarazados en el primer ciclo, podrán ser donados o utilizados en determinados procesos de investigación.

¿Existe algún riesgo o complicación del FIV?

Los expertos aseguran que los riesgos o complicaciones del FIV son muy escasos, incluso se consideran casi nulos. No obstante, sí que existen algunos posibles riesgos que deben quedar claros.

·Podría producirse una escasa aparición de folículos, lo que se relacionaría con una baja respuesta.

·Podrían obtenerse niveles hormonales bajos o que presenten irregularidades (esto indicaría que los ovocitos obtenidos no serían de alta calidad).

·También podría ocurrir el Síndrome de Hiperestimulación ovárica (aunque, actualmente, existen algunas fórmulas para reducirlo o evitarlo).

·Si la ovulación está adelantada no se podría determinar de forma precisa el momento de extraer los ovocitos.

Ahora ya conoces todo el proceso relacionado con el tratamiento FIV. Ante cualquier duda sobre el mismo, consulta con el profesional.

Tu Formación certificada al mejor precio!!
Comenta ahora

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias Populares

Arriba