Sanidad

La COVID-19 ha sido la causa de muerte más frecuente durante el último año y medio

 

Covid-19
Cursos, Masters y Expertos Universitarios para Enfermería

La Sociedad Española de Epidemiología ha analizado los datos de mortalidad en España publicados esta semana por el Instituto Nacional de Estadística. Unos datos que, como señalan desde la SEE, muestran que la COVID-19 ha sido la causa específica de muerte más frecuente tanto en 2021 como en el primer semestre de 2022.

Los epidemiólogos/as destacan positivamente que, en esta ocasión, el INE haya publicado datos que van más allá del periodo de un año y se proponga hacer estos avances semestrales de manera periódica, dado que se difunden por primera vez al mismo tiempo los datos de 2021 y un avance de los primeros seis meses de 2022. “Hay que resaltar la importancia que tienen estos datos desde el punto de vista sanitario, más en un tiempo en el que las defunciones según causa de muerte se han convertido en un asunto de preocupación para los medios de comunicación y la ciudadanía”, afirman desde la SEE. 

En cuanto al contenido del informe, los datos de 2021 revelan que, aunque se van recuperando tendencias anteriores a la pandemia, todavía estamos ante un año en el que la COVID-19 ha marcado la situación, algo que también se ve en los datos del avance de 2022. Ello sucede pese a la disminución del 8,7% en el número total de defunciones (por cualquier causa) que se produjeron entre 2020 y 2021, tendencia que no se mantiene en el avance de 2022, ya que aumentó un 2% el número de personas fallecidas con respecto al mismo periodo de 2021.

No se aprecia todavía de una manera clara, en este periodo publicado ahora, el exceso de mortalidad debido a las temperaturas, ya que el mayor impacto de la ola de calor de 2022 fue a partir de julio. Será necesario esperar al siguiente avance de datos del segundo semestre de 2022 para apreciarlo en su totalidad.

Como causa específica de muerte, la “COVID-19, virus identificado” ha sido la más frecuente tanto en 2021 como en el primer semestre de 2022. Ello sucede pese a que se ha registrado una disminución en número de personas fallecidas por esta causa en 2021 con respecto a 2020, y en los primeros seis meses de 2022 con respecto al mismo periodo de 2021. Pero en 2022 se observa el incremento experimentado en los meses de mayo y junio, con respecto a los mismos meses de 2021, en el grupo de enfermedades infecciosas y parasitarias (que incluye a la COVID-19), que es parejo a la ola de COVID-19 que se produjo a finales de la primavera de 2022. Por este motivo, desde la SEE recuerdan que la pandemia todavía no ha terminado y no se ha recuperado la tan ansiada normalidad. En este sentido, abogan por seguir haciendo esfuerzos para proteger a la población, principalmente mediante el refuerzo vacunal y el uso de mascarillas en determinadas circunstancias, especialmente en aquellas personas más vulnerables.

La COVID-19 ha marcado la situación

Por grandes grupos de causas de muerte, tanto en 2021 como en el primer semestre de 2022, los tumores y las enfermedades del sistema circulatorio son las que se sitúan en primer lugar, tanto en hombres como en mujeres. En ambos periodos, el gran grupo de enfermedades infecciosas y parasitarias, entre las que se incluye la COVID-19, ocupa el tercer lugar en frecuencia de fallecimientos.

Las defunciones por enfermedades del sistema respiratorio, como gran grupo de causas, se ubican en el cuarto lugar habiendo experimentado un incremento, más elevado en mujeres que en hombres, en el primer semestre de 2022 con respecto a 2021. “Hay que resaltar la importancia que puede tener este gran grupo en su relación con la COVID-19, pues es posible que, en determinados casos y ante la ausencia de información sobre la realización de pruebas diagnósticas específicas, pueda no haber sido certificada la causa de defunción como COVID-19 y lo haya sido como una de las causas incluidas entre las enfermedades del sistema respiratorio”, advierte la Sociedad Española de Epidemiología. 

Será necesario un análisis más detallado para poder observar el impacto real que la pandemia ha tenido sobre algunos grandes grupos como las enfermedades tumorales o del sistema circulatorio que han podido verse afectadas por retrasos en el diagnóstico o en el tratamiento.

En el primer semestre de 2022 se observa también un aumento, con respecto a 2021, de las defunciones por las denominadas “causas externas” (accidentes, suicidios, ahogamientos…). Aunque el mayor incremento, un 20,7%, dentro de este grupo se produce en “ahogamiento, sumersión y sofocación accidentales”, la primera causa dentro del grupo son los suicidios, con un 22,8% de los fallecidos por este conjunto de causas y un incremento del 5,1%. Es necesario destacar que se trata de muertes evitables y que deben hacerse más esfuerzos para que no se produzcan.

Tu Formación certificada al mejor precio!!
Comenta ahora

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias Populares

Arriba