Salud Pública

La menopausia prematura incrementa el riesgo de problemas de salud

 

Cursos, Masters y Expertos Universitarios para Enfermería

Las mujeres que experimentan una menopausia prematura tienen hasta tres veces más de probabilidad de desarrollar alguna enfermedad crónica, en comparación con las mujeres de 60 años, que empezaron la menopausia con 50 o 51 años.

Esos son los resultado de un estudio en el que participaron 11.258  mujeres australianas, de edades comprendidas entre los 45 y 50 años, a las que se le hizo un seguimiento desde el año 1996 hasta el 2016. La esperanza de vida es ahora de más de 80 años para las mujeres que viven en países desarrollados y esto supone que un tercio de las vidas de las mujeres se pase después de la menopausia.

La menopausia prematura, que suele ocurrir alrededor de los 40 años, está relacionada con el número de problemas médicos, como enfermedades cardiovasculares o diabetes. Sin embargo, hay poca información sobre si esto está relacionado con la edad de la menopausia y el desarrollo de múltiples condiciones médicas, conocido como multimorbilidad.

Veinte años de estudio

En este sentido, investigadores de Centre for Longitudinal and Life Course Research at The University of Queensland, en Australia, usaron datos de mujeres que se habían incorporado al estudioAustralian Longitudinal Study on Women’s Health entre 1946 y 1951.

De esta forma, las mujeres encuestadas respondieron a la primera encuesta en 1996 y, desde entonces, los cuestionarios se hicieron cada tres años. Entre las preguntas que se les hacían se encontraba la de si habían sido diagnosticadas o tratadas, en el último año, con alguno de estos problemas: diabetes, presión arterial alta, enfermedades del corazón, tromobisis, artritis, osteoporosis, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), depresión, ansiedad o cáncer de mama. Si habían tenido dos o más de estos problemas, se consideraba que tenían multimorbilidad.

El estudio definía a mujeres de menopausia en edad natural a aquellas que no habían tenido la menstruación en los últimos doce meses, donde esto no era resultado de una intervención quirúrgica como extirpación de los ovarios o histerectomía.

Desde que comenzó la investigación hasta que finalizó, el 2,3% de las mujeres experimentaron una menopausia prematura y el 55% desarrolló multimorbilidad. Al comparar las mujeres con menopausia prematura con las que tuvieron la menopausia alrededor de los 50 años, se observó que las primeras tenían el doble de probabilidad de multimorbolidad a la edad de 60 años y hasta 3 veces más de desarrollar multimorbilidad a partir de esa edad.

El doctor Xiaolin Xu, que condujo la investigación como parte de sus tesis postdoctoral y que es profesor investigador de la Universidad de Zhekiang, explicó: “Nosotros encontramos que el 71% de las mujeres con menopausia prematura había desarrollado multimorbilidad a los 60 en comparación con el 55% de mujeres que experimentaron la menopausia entre los 50 y 51”.

Por su parte, el profesor Gita Mishra, director del Centro y principal autor del proyecto, indicó: “Nuestros resultados indican que la multimorbilidad es común en mujeres de mediana y de tercera edad. La menopausia prematura estaba asociada con un incremento del riesgo de desarrollar multimorbilidad, incluso tras ajustar las condiciones crónicas previas y los posibles factores que podrían afectar a los resultados, como, por ejemplo, si la mujer había tenido hijos o no, su educación, índice de masa corporal, si era fumadora y la actividad física”.

Por otro lado, el doctor Xu añadió: “También encontramos que la menopausia prematura estaba asociada con una alta incidencia en enfermedades crónicas”.

Un primer paso

Los investigadores creen que este fue el primer estudio para acceder a la relación entre la menopausia prematura y el desarrollo de multimorbilidad en un gran grupo de mujeres y a largo plazo.

Nuestros resultados sugieren que profesionales de la salud deberían considerar proporcionar un análisis comprensivo y evaluar los factores de riesgo cuando traten a mujeres que tengan menopausia prematura con el fin de evaluar su riesgo de multimorbilidad”, explicó el profesor Mishra, y añadió: “También destacan que la multimorbilidad debería ser considerada como una prioridad clínica en la salud pública”.

No obstante, el estudio no indica que la menopausia prematura sea la causa del desarrollo de multimorbilidad, solamente que están relacionados.

Ahora, los investigadores investigan qué factores de riesgo podrían servir para prevenir o disminuir el desarrollo de problemas de salud en mujeres con menopausia prematura. Esto incluye, por ejemplo, mejorar la dieta y el ejercicio, no fumar, controlar el peso corporal, el compromiso en actividades mentales estimulantes y estudios regulares para la detección del cáncer y otros problemas médicos del sistema reproductivo.

Tu Formación certificada al mejor precio!!
Comentarios

Noticias Populares

Arriba