Opinión

¿Qué es la ergonomía y cómo afecta a la salud?

 

Cursos, Masters y Expertos Universitarios para Enfermería

Si trabajas en una oficina o desde casa, seguro que pasas muchas horas sentado y, aunque probablemente no seas consciente de ello, tu postura no es la ideal. Además, si no cuentas con el mobiliario adecuado, puedes acabar con dolor de espalda por la tensión del cuello y otros músculos, entre otras lesiones.

Tal vez no te hayas parado a pensar en lo importante que es la ergonomía para tu salud, por eso, en el artículo de hoy vamos a explicarte cómo la configuración de tu lugar de trabajo te puede perjudicar y, sobre todo, lo importante que es contar con muebles de oficina como los de Tecno-Oficinas.com, para asegurar una postura correcta.

Ergonomía, ¿Cómo afecta a la salud?

Una de las razones más comunes por las que se ignora la ergonomía, es que a menudo se pueden confundir los síntomas que estás sufriendo con otras afecciones. Es muy común atribuir el dolor de cuello y hombros, los dolores de cabeza y la fatiga ocular a que se trabaja demasiadas horas; el hormigueo en las extremidades a afecciones como la ansiedad; y el dolor muscular, a una lesión accidental.

Aunque puede coincidir que se padezca alguna de estas otras enfermedades, a veces, es importante entender que estos síntomas también pueden estar causados por factores aparentemente inofensivos, como una mala iluminación, un mobiliario de oficina incómodo o la repetición de movimientos perjudiciales. Es decir, el origen de tus dolencias, es una mala ergonomía.

Lesiones causadas por falta de ergonomía. Errores más habituales

Como te hemos comentado, la ergonomía, o más bien la falta de ella, tiene repercusiones directas en tu salud. He aquí 3 formas en que una mala ergonomía está perjudicándote sin que te des cuenta:

  • Problemas de visión

Muchas personas sufren lo que se conoce como el síndrome de visión por ordenador, una combinación de irritación ocular, sequedad, visión doble y visión borrosa, por trabajar con un ordenador durante muchas horas. Este síndrome, además, puede llegar a provocar dolores de cabeza, así como dolor de cuello, hombros y espalda.

  • Dolor de espalda y cuello

Las molestias en la parte superior de la espalda y el cuello son muy frecuentes y, a veces, van acompañadas también de dolor lumbar. La culpa la suelen tener una silla de oficina incómoda y una superficie de escritorio demasiado alta en relación con la silla. Pero también pueden deberse a una mala postura al sentarse durante muchas horas.

  • Dolor de muñeca, mano y hombro

El dolor de manos, muñecas y hombros es muy frecuente y suele estar relacionado con el uso del ratón y el teclado. Los errores más comunes son tener el ratón lejos del teclado, lo que obliga a hacer movimientos incómodos con el hombro para utilizarlo, y no tener apoyo para las muñecas cuando se usa el teclado.

Algunas recomendaciones para evitar lesiones laborales

Cada año son más los trabajadores que necesitan pedir una baja para recuperarse de una lesión provocada por la falta de ergonomía en su puesto de trabajo. Por eso, los empresarios deben prestar atención a esta cuestión.

Si quieres reducir el número de empleados con lesiones laborales y crear un ambiente más productivo, te traemos unas recomendaciones que pueden conducir a unas condiciones de trabajo.

Evitar una posición fija prolongada

Incluso si eres capaz de mantener una postura sentada adecuada al utilizar un ordenador durante todo el día, permanecer quieto y sentado durante periodos prolongados va a ser perjudicial para tus músculos, articulaciones, ligamentos, tendones e incluso para la columna vertebral.

Trata de cambiar tu postura de trabajo tan a menudo como te sea posible durante la jornada laboral. Puedes realizar ajustes ergonómicos en el asiento y/o respaldo, estirar los músculos del cuello, los brazos, las manos y la espalda de vez en cuando y levantándote para caminar de vez en cuando a lo largo del día.

Contar con una silla ergonómica para una buena postura

Gran parte de los problemas que se suelen sufrir vienen de tener un mobiliario de oficina poco ergonómico, sobre todo, en cuanto a las sillas de oficina se refiere.

Una silla ergonómica es una silla que ha sido diseñada para dar el mejor apoyo al cuerpo humano, incluyendo consideraciones como la postura, la comodidad y la salud. Este tipo de sillas de oficina tienen una serie de características diseñadas para mejorar tu postura y ofrecer un apoyo correcto a espalda, caderas y cuello.

Busca una silla ergonómica ajustable, para permitir un mejor control y ajustes personalizados. Este detalle es esencial cuando se tiene que comprar sillas que van a ser utilizadas por diferentes usuarios.

Distancia adecuada entre la silla y la mesa

Es muy importante trabajar cómodamente, por eso debes prestar atención a la distancia a la que colocas la silla del escritorio.

Como norma general, debes situarte a una distancia de entre 50 o 60 cm del monitor del ordenador. Además, debes contar con espacio suficiente bajo el escritorio para las piernas. Aunque todo dependerá del tamaño de la mesa y de la persona, lo ideal es colocar la silla a unos 10 cm de la mesa.

Usar un reposapiés

Otra medida para conseguir un espacio de trabajo más ergonómico y mejorar tu postura, es utilizar un reposapiés.

Si tu silla es demasiado alta para que puedas apoyar los pies en el suelo, o la altura de tu escritorio requiere que eleves la altura de tu silla, utilizar un reposapiés será la solución. Siempre puedes utilizar un pequeño taburete o una pila de libros resistentes si no dispones de un reposapiés, pero deben ser medidas temporales, pues no resultan del todo ergonómicos.

¿Por qué mantener una buena postura en la oficina?

La ergonomía no sólo aumenta el confort, sino que al hacerlo, aumenta la productividad y disminuye el estrés. Sin la ergonomía en el lugar de trabajo, es probable que los empleados tengan dolores y molestias, se sientan cansados y puedan desarrollar problemas relacionados con la salud.

Uno de los mejores beneficios de la ergonomía en una oficina es la posibilidad de trabajar más rápido, aumentando así la productividad. Los empleados están menos cansados debido a la cantidad de tensión que se elimina de los puntos de presión y las zonas específicas del cuerpo. Esto hace que cometan menos errores, lo que también aumenta la productividad.

Además, debido a la inversión que requieren los muebles de oficina y los equipos ergonómicos, los empleados se sienten valorados e importantes como personas.

Tu Formación certificada al mejor precio!!
Comenta ahora

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias Populares

Arriba